(Guayaquil, 03 de abril).- En uno de los combates más esperados de la noche, Seth Rollins finalmente pudo cobrarse venganza de su ex mentor, el siempre dificil Triple H, en una historia que se comenzó a gestar en la noche después de Summerslam, cuando HHH traicionó al “arquitecto” durante la pelea que buscaba coronar a un nuevo campeón universal.

Padeciendo el dolor en su pierna, y con Stephanie McMahon interviniendo en los momentos claves, Rollins se sobrepuso inclusive a un pedigree con el que estuvo a punto caer.

A partir de ahí la pelea se le complicó al asesino cerebral, quien falló al intentar ejecutar un super pedigree desde el esquinero, lo que dio paso a una espectacular super plancha con giro, también denominada como el ataque Phoenix Splash, con el que Rollins comenzó a acercarse al ansiado triunfo.

A partir de ahí la pelea se le complicó al asesino cerebral, quien falló al intentar ejecutar un super pedigree desde el esquinero, lo que dio paso a una espectacular super plancha con giro, también denominada como el ataque Phoenix Splash, con el que Rollins comenzó a acercarse al ansiado triunfo.

En otro momento clave, Triple H recibió una tremenda super patada, que lo llevó a empujar a Stephanie contra una mesa. Obviamente esa jugada fue celebrada por la audiencia, quien siempre disfruta y goza con la caída de la hija del dueño.

Inmediatamente después, Rollins terminó de sellar su triunfo aplicando un pedigree que envió a Triple H directo a las garras de morfeo tras el error que costó la caída de su propia esposa.

Con el 1, 2, 3, se selló la pelea marcada por los ataques en torno a la rodilla lastimada de Seth. Más de seis meses de historia que concluyeron en poco más de 25 minutos de combate.

Seth Rollins ganó a Triple H con pedigree en WrestleMania 33
En uno de los combates más esperados de la noche, Seth Rollins finalmente pudo cobrarse venganza de su ex mentor, el siempre dificil Triple H, en una historia que se comenzó a gestar en la noche.....
Global

Comentarios

comentarios