(Guayaquil, 14 de agosto).- Rafa Nadal se despidió de los Juegos Olímpicos con un esfuerzo descomunal, recibiendo un diploma olímpico tras jugarse el bronce ante Kei Nishikori, en una jornada donde Usain Bolt volvió a ser el más grande en los 100 metros lisos.

Rafa Nadal es el deportista más querido de España. Cuando pierde y cuando gana. La paliza que se ha dado en los Juegos de Río ha sido descomunal. Afrontó el evento como si fuera un crío que recién comienza, con ganas de comerse el mundo, y olvidando las secuelas de una lesión de muñeca, que ha driblado con elegancia y sin quejarse.

Río 2016 le ha exigido al máximo pero ha recuperado el talante competidor desde el primer al último partido. Desde que se decidió, entre dudas, a afrontar el envite de los Juegos. Nadal se va por la puerta grande tras competir más de 23 horas en las pistas de Río.

Usain Bolt, entretanto, fue una vez más el tipo que puso en pie al público en el estadio Olímpico. Una insultante ventaja que le dio al jamaicano su tercer oro consecutivo en unos Juegos, con una actuación impecable.

Se esperaba más de varios protagonistas. Dijeron adiós sin premio el golf, con Sergio García y Rafa Cabrera Bello. Ambos cosecharon diplomas, aunque se esperaba alguna medalla en esta disciplina. Y tampoco firmó nota sobresaliente Marina Alabau, oro en Londres hace cuatro años. Marina Alabau y los chicos del hockey se quedaron con la miel en los labios. Diploma para todos ellos.

Marina dice que estará un tiempo alejada de la competición pero que después es posible que se plantee estar en los próximo Juegos, los de Tokio 2020, que los afrontaría con cerca de 35 años y que sería sus cuartos Juegos.

El hockey masculino se quedó a un paso de las semifinales al caer contra Argentina (1-2) en un partido que los albicelestes resolvieron con polémica en el último minuto gracias a un penalti ‘stroke’ que les concedieron los árbitros, después de que Quico Cortés hubiera detenido un penalti córner a su favor.

En el maratón la madrileña Azucena Díaz fue la única de las tres atletas española que terminó tras los abandonos de Sandra Aguilar y de Estela Navascués.

Y en baloncesto femenino, España ganó 73-60 a Canadá. Con otro festival de Alba Torréns, máxima anotadora de 20 puntos. España se impuso por el segundo puesto del Grupo B y se medirá a Turquía, tercera del Grupo A, en cuartos de final.

España subió otro peldaño en balonmano. Las guerreras tumbaron a Angola 26 – 22. Gran partido de Silvia Navarro en la portería; activa y dinámica Carmen Martín, con 7 goles, España ya está en los cuartos de final contra Francia, que jugarán el próximo martes.

Nadal dice adiós con elegancia en la noche de Usain Bolt
Rafa Nadal se despidió de los Juegos Olímpicos con un esfuerzo descomunal, recibiendo un diploma olímpico tras jugarse el bronce...
Global

Comentarios

comentarios