(Guayaquil, 05 de mayo).- La situación de Ryback en la WWE no es la mejor. En la última semana, no fue programado para ningún show, incluso, fue enviado a casa hasta que existan planes concretos con él. En otras palabras, lo están aburriendo para ver si se desasen de sus servicios.

Sin duda, este momento es incómodo para Ryback y eso ha generado que empiece a soltar la lengua y contar algunas irregularidades que, para él, suceden dentro de la WWE. Aquí sus declaraciones.

“Me dijeron que vaya a casa hasta llegar a un acuerdo, pero esto no se trata de dinero. Es un problema que tengo, no solo con la WWE, sino con la lucha libre en general. Estos shows son pauteados, antes de subir al ring ya sabemos quién va a ganar. Por eso no me entra en la cabeza el hecho de que los ganadores cobren más que los perdedores”, fue lo que escribió en una carta.

Pero, las críticas del pelado Ryback no solo apuntaron a su realidad. También preparó los cartuchos para disparar en contra de la organización que tiene a su cargo la WWE. “Cada persona que trabaja en WWE, desde el primero hasta el último, es igual de valioso. Los ganadores no pueden ganar si los perdedores no lo permiten. Todo el que trabaja en WWE sacrifica el mismo tiempo lejos de su familia y de su hogar”, agregó.

Antes de concluir, Ryback habló de que algunas peleas fueron pactadas y que no estuvo de acuerdo, pero no le quedó de otra. Sin duda, ya estaría con un pie afuera, pero la WWE no lo confirma. Habrá que esperar a lo que determinan.

“Estoy orgulloso de decir que nunca quise cambiar el final de una lucha y que con mucho orgullo he ayudado a otros. Siempre he estado seguro de mi habilidad y de mi ética de trabajo. […] Puede ser que WWE me despida, el cual si fuera el caso pues que así sea. Si logramos un acuerdo hay muchas cosas que hay que cambiar ya que no vivo en temor y no puedo seguir viviendo una vida que me limita creativamente”, finalizó el pelado.

Comentarios

comentarios