Redacción deportes, 29 de abril.- La Federación Internacional de Automovilismo ha anunciado este viernes un acuerdo con los fabricantes de motores de Fórmula Uno (Mercedes, Ferrari, Renault y Honda) para eliminar el sistema de control de cambios con ‘tokens’ y reducir el costo de los motores a partir de 2017.

A partir de 2017 el sistema de ‘tokens’, como se denominaba genéricamente las diferentes partes del motor para contabilizar el número de cambios permitidos en cada monoplaza, será eliminado, según este acuerdo que tiene validez para los años 2017 a 2020 y ha sido anunciado en la página oficial de la Fórmula Uno.

El compromiso al que han llegado la FIA, los motoristas y los responsables de los derechos comerciales de la competición incluye que el precio de los motores para los equipos tendrá que reducirse en 2017 en un millón de euros respecto a 2016 y en 3 millones para 2018.

“La reducción de costes en las unidades de potencia estará acompañada por cambios en las regulaciones deportivas y técnicas para 2017 2018, con una progresiva reducción del número de elementos de motores por piloto en cada temporada”, explica el documento, que también asegura que los equipos clientes de las motoristas se aseguren que los fabricantes tengan obligación de surtirles de motores.

El acuerdo también ha reclamado un esfuerzo a los fabricantes para “mejorar el sonido” de las unidades de potencia como muy tarde en 2018.

Fuente: EFE

Comentarios

comentarios