Río de Janeiro, 11 de marzo.- El Gobierno brasileño se declaró listo para hacer frente a eventuales amenazas biológicas, químicas o nucleares durante los Juegos Olímpicos que Río de Janeiro organizará en agosto próximo y asegura contar con personal capacitado y los equipos técnicos necesarios para enfrentar cualquier eventualidad.

“Estamos plenamente capacitados para hacer frente a cualquier amenaza de este tipo”, aseguró a Efe el comandante del Primer Batallón de Defensa Química, Biológica, Radiológica y Nuclear del Ejército brasileño, coronel Anderson Pereira Silva, tras un simulacro de un ataque químico realizado por los militares.

El simulacro realizado en el Parque Olímpico de Deodoro, donde se disputarán algunas competiciones de Río 2016, fue el ejercicio final de un curso de capacitación en descontaminación de múltiples víctimas dictado por ocho instructores del Ejército de Estados Unidos para militares y socorristas brasileños.

El ejercicio simuló la atención ofrecida a espectadores afectados por un ataque con gas sarín lanzado desde un dron.

En ese ejercicio se practicó el montaje de tiendas para aislar a las víctimas y su descontaminación, el traslado a los centros médicos y el uso de los equipos necesarios para identificar el agente químico utilizado en el atentado.

“En este curso con los estadounidenses capacitamos a 60 personas, 30 de las Fuerzas Armadas, incluyendo del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, y 30 de la Defensa Civil, el Cuerpo de los Bomberos y el Ministerio de Salud”, explicó Pereira Silva.

Pese a los esfuerzos realizados por las autoridades brasileñas para contar con personal capacitado y para adquirir la tecnología necesaria, los militares descartan que exista una amenaza terrorista específica para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Contamos con un personal que trabaja en el área de inteligencia que analiza los riesgos y las amenazas y que hasta el momento no ha identificado que eso pueda ocurrir”, afirmó el asesor en Defensa Química, Biológica, Radiológica y Nuclear del Ministerio de Defensa brasileño, coronel Chamon Malizia De Lamare.

El oficial aclaró que Brasil necesita estar preparado para hacer frente a problemas de esta naturaleza debido a que “la coyuntura mundial se transforma con una gran rapidez”.

“Tenemos que estar preparados sin importar que tengamos el 0,1 % de probabilidad de ocurrir algo o el 90 % de probabilidad. La preparación es la misma”, coincide Pereira Silva.

El comandante dijo que hay una preocupación pero no porque los Olímpicos se disputen en Brasil sino porque “es obvio que todo país que es blanco de terrorismo se preocupa con los Juegos Olímpicos por tratarse de un evento de gran visibilidad en todo el mundo”.

El curso en descontaminación fue impartido por especialistas de Estados Unidos.

“Es un placer ver a nuestras fuerzas trabajando juntas para prepararnos para cualquier cosa que pueda ocurrir”, afirmó el consejero en el área de defensa del consulado de Estados Unidos en Río de Janeiro, Thomas Pierce, quien acompañó el curso, que contó con entrenamientos en descontaminación de personas, vehículos y equipos; autodescontaminación; descontaminación de grupos específicos y descontaminación en masa.

Pese a contar con equipos desde hace varios años y la tecnología necesaria, Brasil no ha enfrentado un incidente de esta naturaleza.

Los equipos, sin embargo, fueron movilizados en los últimos meses para aislar a dos sospechosos de haber contraído ébola en el exterior y, por invitación de Paraguay, para garantizar la seguridad durante la visita que el Papa hizo al país vecino el año pasado.

Fuente: EFE

Comentarios

comentarios