(Guayaquil, 14 de diciembre).- Sheamus retuvo este domingo su título mundial de los pesos pesados de WWE tras derrotar a Roman Reigns en una lucha de sillas, mesas y escaleras, con ayuda de la “Liga de las Naciones”, en la lucha principal de TLC, el último PPV de la empresa en este 2015.

El irlandés tuvo un combate muy físico ante el samoano, donde se dieron con mucha fuerza. Rompieron un par de mesas, se dieron duros silletazos e incluso rompieron una escalera.
El final se produjo cuando Rusev y Alberto del Río se interpusieron en el camino de Reigns, quien se los sacó a la fuerza, pero una “Brogue Kick” de Sheamus lo dejó fuera del ring y permitió que el europeo lograra escalar a lo más alto para descolgar su título, que pendía arriba del cuadrilatero.

Tras la pelea, el pariente de “The Rock” desató toda su furia y se desquitó a punta de sillazos con Sheamus. Triple H intentó detenerlo, pero también se llevó una paliza, que terminó con el COO de WWE atravesando la mesa de comentarios en español, siendo retirado del recinto con ayuda médica.

En tanto, Dean Ambrose se coronó como nuevo campeón Intercontinental, tras superar en un espectacular combate a Kevin Owens. Tras darse ambos con lo mejor de sus arsenales, Ambrose se llevó la victoria cuando logró revertir el “Pop-up Powerbomb” de Owens y trasnformalo en un conteo de tres.

La mejor pelea de la velada fue el combate por el título en parejas, que logró retener el “New Day” (Big E y Kofi Kingston), quienes superaron a los Lucha Dragons y los hermanos Uso en un combate en escaleras.

Esta contienda tuvo las movidas más arriesgadas e innovadoras, donde los tres equipos tuvieron su momento de brillar, pero finalmente fueron los muchachos del “New Day” quienes lograron escalar a lo más alto para volver a tomar sus preseas.

Alberto del Río retuvo la presea de los Estados Unidos al derrotar a Jack Swagger en un combate de sillas, mientras que Charlotte hizo lo propio con el el de la Divas al superar a Paige.

La “Familia Wyatt” derrotó con claridad a los Dudley Boys, quienes fueron acompañados por Tommy Dreamer y Rhyno, en una pelea de mesas. En tanto, Rusev hizo rendir a Ryback.

En el preshow, Sasha Banks derrotó a Becky Lynch con su “Bank Statement”.

Ahora, WWE prepara lo que será el inicio del camino a Wrestlemania 32. El siguiente PPV será el domingo 24 de enero de 2016, en el Amway Center de Orlando, Florida, donde se realizará el Royal Rumble.

El ganador de esta tradicional batalla campal tendrá el derecho a luchar en el evento más grande de la empresa ante el campeón de los pesos pesados.

Comentarios

comentarios