Moscú, (16 de noviembre).- El presidente del Comité Olímpico Ruso (COR), Alexandr Zhúkov, aseguró este lunes que Rusia no boicoteará los Juegos Olímpicos de Río pese a la suspensión de sus atletas por dopaje.

Rusia mantiene que no hay que mezclar la política y el deporte, e insta a no repetir el error que supuso el boicot de los Juegos Olímpicos de Moscú (1980) debido a la invasión soviética de Afganistán.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, advirtió que “si la federación rusa no cumple y sus atletas no pueden participar en ninguna clasificación, entonces la situación es clara. Si no te clasificas, no puedes participar en los Juegos”.

Para evitar que la suspensión temporal de los atletas rusos sea definitiva, Zhúkov aseguró que Rusia tomará “varias medidas urgentes”, como la renovación de la Federación Rusa de Atletismo (FRA) y de los servicios antidopaje.

Al respecto, adelantó que el miércoles se creará un comité interino que se encargará de gestionar la FRA hasta la celebración de una votación a mediados de enero para elegir a un nuevo presidente.

Además, advirtió de que “todo el que se vea implicado en dopaje, sean deportistas o entrenadores, será descalificado”.

“Debemos hacerlo no sólo porque sea una exigencia de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) o del Comité Olímpico Internacional o de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), sino, sobre todo, por el interés de nuestros deportistas y de su salud”, dijo.

Destacó que el Consejo de la IAAF tomará una decisión definitiva sobre Rusia a finales de noviembre, cuando se conocerá el período de suspensión de la FRA.

“Nos gustaría que nuestros atletas participaran cuanto antes en las competiciones internacionales. Mas aún cuando la gran mayoría de ellos están limpios y nunca han consumido sustancias prohibidas”, señaló.

El ministro de Deportes, Vitali Mutkó, comparecerá el miércoles ante la Duma o cámara de diputados para informar sobre el escándalo de dopaje.

“Todas las personas que tengan una reputación dudosa serán expulsadas del sistema de gestión del atletismo. Los que se dedican al dopaje deben entender que nuestra paciencia tiene un límite. Si no lo entienden introduciremos la responsabilidad penal y meteremos a la gente en la cárcel”, dijo Mutkó.

En estos momentos, los atletas rusos tienen muy difícil participar en los Mundiales de atletismo en pista cubierta que se disputarán en marzo en Portland (EEUU), competición que sirve para muchos de preparación para los Juegos.

Además, Rusia no podrá acoger ni la Copa del Mundo de marcha, prevista en Cheboksary, ni los Mundiales Júnior, asignados en su día a Kazán.

La comisión independiente de la AMA acusa a Rusia de una trama que incluiría el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas con la connivencia del Estado.

Fuente y foto: EFE

Comentarios

comentarios