Mónaco, (13 de noviembre).- La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha acordado este viernes suspender provisionalmente y con efecto inmediato a la Federación Rusa (ARAF), atendiendo la recomendación de la Comisión Independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que el lunes publicó un amplio informe sobre prácticas de dopaje y ocultación de positivos en el atletismo de ese país.

La IAAF ha tomado esta medida en Mónaco durante la 201 reunión de su Consejo, con su presidente, el británico Sebastian Coe, a la cabeza, y tras cuatros horas de estudio.

En la reunión participaron, algunos por videoconferencia, 24 miembros del Consejo. 22 de ellos votaron a favor de la sanción contra la ARAF, que ya ha sido informada oficialmente de la decisión, y uno solo se pronunció en contra. El miembro ruso del Consejo no pudo participar en la votación.

El Consejo de la IAAF ha basado su decisión en los artículos 6.11(b) y 14.7 de sus estatutos, por violación de los objetivos de la federación internacional. “Los objetivos de la IAAF incluyen, entre otros, el desarrollo y el mantenimiento de los programas destinados a erradicar el dopaje del deporte y la protección de la autenticidad e integridad de atletismo”, señala este organismo.

Esta suspensión acarrea que los atletas rusos no puedan participar en competiciones internacionales, incluidos campeonatos del mundo y Juegos Olímpicos.

Además, Rusia no podrá ser la sede de la Copa del Mundo de marcha, prevista en Cheboksary, los Mundiales Júnior, asignados en su día a Kazán. La IAAF anunciará “tan pronto como sea posible” nuevas sedes para estos certámenes. Los atletas rusos sí podrán participar en competiciones nacionales.

“Si la ARAF no acepta voluntariamente y en su integridad esta suspensión, la IAAF tendrá derecho a proceder a una audiencia completa sobre si la suspensión provisional pasa a ser una suspensión completa”, señala el organismo.

Para recuperar la pertenencia a la IAAF la nueva federación tendría que cumplir con una lista de criterios. Un equipo de inspección dirigido por el noruego Rune Andersen, un experto independiente internacional contra el dopaje, y tres miembros del Consejo de la IAAF que será nombrado en los próximos días.

En una nota de la IAAF, Sebastian Coe afirma: “Hoy hemos estado tratando el fracaso de ARAF y tomamos la decisión de suspenderlos provisionalmente, la sanción más dura que podemos aplicar en este momento. Pero discutimos y acordamos que todo el sistema ha fallado a los atletas, no sólo en Rusia, sino en todo el mundo”.

“Esta ha sido una llamada de atención vergonzosa y tenemos claro que el engaño a cualquier nivel no será tolerado. Con este fin, la IAAF, la AMA, las federaciones miembros y los atletas tenemos que mirarnos de cerca a nosotros mismos, nuestras culturas y nuestros procesos para identificar dónde existen fallos y ser duro en nuestra determinación de corregirlos y reconstruir la confianza en nuestro deporte. No puede haber un enfoque más importante para nuestro deporte”, agrega Coe.

El exatleta namibio Frankie Fredericks, en nombre de la Comisión de Atletas de la IAAF, afirma que ésta está extremadamente decepcionada y preocupada por los recientes acontecimientos y las acusaciones dirigidas a nuestro deporte”.

“Estamos enojados por el daño causado a la reputación y la credibilidad del atletismo y estamos junto a nuestro presidente para no rehuir los principales desafíos a los que se enfrenta nuestro deporte. Los atletas trabajan juntos para continuar el proceso de limpieza de atletismo para garantizar que aquellos atletas que se entrenan y compiten limpiamente no estén contaminados por una minoría” agrega Fredericks.

“Enviamos un mensaje claro a los atletas limpios para que denuncien cualquier situación de dopaje o engaño del que tengan noticia. Apoyamos al 100 por 100 al presidente Coe y creemos que él es el líder que nuestro deporte necesita para afrontar rápida y enérgicamente las acciones necesarias”, señala.

La IAAF suspendió a la Federación Rusa atendiendo la recomendación de la Comisión Independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que el pasado lunes publicó un amplio informe sobre prácticas de dopaje y ocultación de positivos en el atletismo ruso.

La comisión independiente de la AMA acusa a Rusia de una trama que incluiría el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas con la connivencia del Ministerio de Deportes y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Fuente: EFE

Comentarios

comentarios