La reciente edición de WWE Monday Night Raw se realizó desde la ciudad de Mánchester, como parte de la gira de la empresa más importante de lucha de entretenimiento en Europa. Este espectacular evento estuvo cargado de sorpresas, y una de ellas fue la presencia de una mega estrella del fútbol mundial.

Todo sucedió cuando los peleadores europeos, Sheamus y King Barrett, se dieron cuenta de la presencia de un futbolista entre los espectadores. Los rudos peleadores, invitaron al jugador del Manchester United a ingresar al cuadrilátero, pero todo quedó ahí.
La lucha que se disputó fue entre Cesaro y Sheamus, correspondiente al torneo para determinar el nuevo campeón mundial de la WWE. Es ahí cuando Wayne Rooney abofeteó a Barrett en el ringside y creo la distracción del irlandés que provocó posteriormente su derrota.

WWE continúa su gira por Europa y ha cumplido con las expectativas de todos con interesantes peleas. Una mala noticia que ocurrió la semana pasada fue la terrible lesión de Seth Rollins que lo dejará fuera de la empresa entre 6 a 9 meses.

Comentarios

comentarios