(Agosto, 18).- Parece que a Bethe Correia no le bastó el nocaut que Ronda Rousey le propinó en 34 segundos en el combate estelar de UFC 190 para dejar de hablar. La brasileña volvió a hacerse escuchar y a ytravés de sus redes sociales afirmó que quiere revancha.

Correia aseguró que todas las declaraciones previas a la pelea fueron malinterpretadas por los medios de comunicación.

“Yo nunca peleo con alguien con la intención de matarla o romperle el cuello. Sé que que ese tipo de cosas no se hacen. Yo no he bromeado ni bromearé con eso, decir que se quiere matar a alguien no es algo muy bueno si se tiene familia. Dije que se querría suicidar después de perder, pero ella lo malinterpretó, nunca me quise meter con su familia”.

Además, mencionó que los medios no le dieron importancia a otras cosas que dijo Ronda, pero quien fue criticada por sus declaraciones fue solo la sudamericana: “Yo fui criticada en extremo y juzgada debido a una malinterpretación de Ronda. Todo el tiempo yo vi a la campeona tratando de poner una faceta de santa. Ella dio la cara ante los medios como si ella quisiera darme una ‘entrevista con Jesús”.

Correia escribió este mensaje en sus redes sociales y remató con lo siguiente: “le quiero decir (a Ronda Rousey) que aquí estoy y pelearé por una revancha en 2016, más fuerte y más madura, nos volveremos a ver. Quería pelear contigo y lo conseguí, quiero una nueva oportunidad y tendré mi revancha en el momento correcto”.

Comentarios

comentarios