Houston (EEUU), 7 may .- Los triunfos obtenidos como locales en la última jornada por Houston Rockets y Cleveland Cavaliers completaron los segundos partidos de las semifinales de Conferencia en la NBA y, además, dejaron empatadas 1-1 las cuatro eliminatorias, que se juegan al mejor de siete.

El último empate llegó en el Toyota Center de Houston, donde los Rockets, con el escolta James Harden de líder encestador, se impusieron por 115-109 a los Clippers, que siguieron sin su base estrella Chris Paul, lesionado y que celebró su 30 cumpleaños sentado en el banquillo, vestido de calle, y no es seguro que pueda estar recuperado para el tercer partido.

Ahora la serie se traslada al Staples Center, de Los Ángeles, pero garantiza volver de nuevo a Houston para el quinto partido después que se disputen el tercero el próximo viernes y el cuarto, el domingo.

Harden, que quedó segundo en la votación al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, aportó 32 puntos, incluidos 16 en el cuarto periodo, tras anotar 7 de 17 tiros de campo y estuvo, incluidos 3 de 10 triples, y 15-15 desde la línea de personal.

El jugador estrella de los Rockets también repartió siete asistencias y capturó tres rebotes, pero tuvo siete perdidas de balón, de las 14 que acumuló el equipo.

El pívot Dwight Howard también fue el jugador clave en las acciones dentro de la pintura al conseguir un doble-doble de 24 puntos, 16 rebotes -12 defensivos-, puso cuatro tapones y dio tres asistencias.

Trevor Ariza también hizo una gran labor defensiva al aportar otro doble-doble de 15 puntos, aunque falló 4 de 5 triples, y 13 rebotes, incluidos 10 defensivos.

El escolta reserva Corey Brewer fue el sexto jugador de los Rockets al llegar a los 11 tantos, mientras que otros dos jugadores, el ala-pívot Terrence Jones y el base Jason Terry anotaron 10 tantos cada uno.

Los Rockets establecieron nueva marca de ‘playoffs’ al hacer 64 tiros de personal, de los que anotaron 42, el 66 por ciento de acierto, comparados al 78 (25-52) que tuvieron los Clippers, que perdieron el duelo bajo los aros con 40 rebotes por 54 de Houston.

Pero también los 41 puntos que cedieron los Rockets en el cuarto período fue la peor marca en lo que va de temporada.

Los Clippers, que se van de Houston con la ventaja de campo, tuvieron al ala-pívot de líder que aportó otro doble-doble de 34 puntos y 15 rebotes, todos defensivos, pero en la segunda parte solo pudo anotar ocho tantos.

Otros cuatro jugadores de los Clippers tuvieron números de dos dígitos, incluido el escolta Jamal Crawford (19 tantos), que fue el sexto jugador del equipo, aunque falló 7 de 8 intentos de triples.

El pívot DeAndre Jordan, nativo de Houston, no pudo ser factor ganador al perder el duelo individual con Howard, a pesar que logró un doble-doble de 16 puntos, 12 rebotes y puso dos tapones.

Más fácil lo tuvieron los Cavaliers ante los Bulls con el gran partido que protagonizó el alero estrella LeBron James, que se cargó sobre los hombros al equipo y lo condujo al triunfo por 106-91, después que el primero lo perdieran por 92-99.

James esta vez sí impuso su protagonismo en el ataque y con 33 puntos (13-29, 0-2, 7-9) superó a su marcador, verdugo del primer partido, el escolta Jimmy Butler, además de capturar ocho rebotes, dar cinco asistencias, recuperar dos balones y poner un tapón.

También llegó a las 1.059 asistencias en los ‘playoffs’ y empató con el base francés Tony Parker, de los Spurs de San Antonio, en la lista de los mejores; está a dos de superar al canadiense Steve Nash (1.061), que posee la mejor marca.

El base Kyrie Irving también fue importante en la victoria de los Cavaliers al conseguir 21 puntos, mientras que el escolta-alero reserva James Jones surgió como el sexto jugador y el factor sorpresa al aportar 17 puntos, incluidos cinco triples de nueve intentos, que hicieron la diferencia.

Los Bulls nunca pudieron meterse en el partido, a pesar que Buttler aportó 18 puntos, pero falló nueve de 14 tiros de campo, incluidos cinco de siete triples.

El base Derrick Rose tampoco pudo ganarle el duelo individual a Irving y su doble-doble de 14 puntos (6-20, 2-5, 0-0), 10 asistencias y siete rebotes, estuvo lejos de ser la aportación que el equipo necesitaba a la hora de superar la inspiración y eficacia del juego ofensivo de los Cavaliers.

Lo mismo sucedió con el ala-pívot español Pau Gasol, que junto a Rose en el primer partido fue decisivo en la ofensiva de los Bulls, pero esta vez solo pudo llegar a los 10 tantos.

En la Conferencia Este también están empatadas las series entre los Hawks de Atlanta y los Wizards de Washington y entre los Warriors de Golden State y los Grizzlies de Memphis.

Comentarios

comentarios